EL VESTIDO DE NOVIA

Actualmente, hay una gran cantidad de empresas que ofrecen una extensa variedad de modelos, que se van renovando conforme las tendencias de cada temporada, así que las posibilidades a la hora de elegir el vestido son muchas en la actualidad.

Dejarse asesorar por profesionales con experiencia es siempre una buena idea, pues nos ayudaran a elegir el vestido que mejor se adecue a nuestras necesidades, evitando cometer los errores más frecuentes. Incluso muchas novias, se animan a usar el mismo vestido que uso su madre el día de su matrimonio. Si la contextura es similar y el vestido se ha conservado en buen estado, los arreglos que se necesiten pueden ser mínimos dándole así una nota sentimental adicional al enlace, que seguramente será muy valorada por los familiares.

En cualquier caso, hay toda una serie de puntos a tener en cuenta y que pueden orientarnos un poco entre la infinidad de modelos presentes en los catálogos anuales. En primer lugar debemos definir el estilo de la boda que tenemos en mente, lo formal o informal que sea esta influirá en el diseño del vestido, si llevará velo y el largo de este, una cola corta o extensa, etc.

Un detalle que no se debe pasar por alto es la personalidad de la novia. Una novia tímida posiblemente no se encuentre cómoda con un vestido atrevido. La novia debe sentirse a gusto con su vestido, debe lucirlo con naturalidad y no parecer forzada. La hora del día, el lugar, e incluso la época del año serán igualmente factores que determinen el modelo del vestido. La tela es otro factor importante, relacionada también con la época del año. Encajes, transparencias y sedas destacaran determinadas partes de la novia, mientras que otras telas más sencillas, casi sin textura nos servirán justo para lo contrario.

El vestido debe combinar perfectamente con el ramo de la novia, el maquillaje y el peinado, y todo este conjunto de efectos acorde con la estatura, contextura y tono de piel de la novia.
El vestido de la novia hay que llevarlo todo el día, durante la ceremonia nupcial, durante el banquete, y durante el baile posterior, así que este deberá ser lo más cómodo posible. Si el vestido que elegimos tiene una cola larguísima que por cierto se ve espectacular, se deberá tener mucho cuidado con esta pues suele ocurrir que termine deteriorada por las pisadas que se le de accidentalmente; otra opción sería tener un vestido de cambio más cómodo.

Para finalizar debemos considerar el presupuesto con el que podemos contar. Actualmente las tiendas te dan la opción de alquilar un vestido con un modelo de estreno, o la compra de este, también te ofrecen paquetes que incluyen los trajes de la damita y el paje y diferentes opciones y precios para que escojas el vestido que tu desees y te veas espectacular el día de tu boda.

Be the first to comment on "EL VESTIDO DE NOVIA"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: